A través de la historia de la humanidad la literatura se ha mantenido en estrecha sociedad con la electricidad

En la actualidad al momento de contratar servicio de luz no alcanzamos a ver realmente cuál ha sido la importancia de la la in envión de la electricidad en la evolución de la humanidad. Y en ello la literatura ha recibido un gran aporte cuando se trata de encontrar algún tipo de inspiración para un nuevo trabajo. La luz llegó a nuestras vidas para convertirse en uno de los avances más importantes de nuestros tiempos, incluso nos es incomprensible la idea de un mundo sin usarla a diario. 

Tal descubrimiento para la humanidad también ha significado un punto focal para la creación de innumerables libros escritos por grandes autores a lo largo de la historia, pero también nos sirven de referencia para contar al menos con una idea de cómo era visto tal servicio, como se aplicaba y cómo es que ha llegado a mejorar la vida de las personas.

Un poco de historia 

Haciendo un poco de historia, encontramos que para los últimos años del siglo XVIII, el conocido físico y médico Luigi Galvani de origen italiano, se enfocó en la experimentación de lo que él denominó electricidad animal, con el fin de demostrar que sí le era aplicada corriente eléctrica a un cuerpo que se encontraba sin vida, el mismo era capaz de moverse. A raíz de ello se dio paso a la idea de que la electricidad era capaz de crear vida. Establecido este episodio, la literatura se adentra en innumerables ocasiones en el mar de la creatividad como por ejemplo para desarrollar la obra conocida mundialmente en la novela Frankenstein o el moderno Prometeo, las cuales se encuentran basadas evidentemente en la ciencia ficción.

Llegado el verano de 1816 la escritora Mary Shelley acompañada de su esposo quien también era escritor y cuyo nombre era Percy Bysshe Shelley, decidieron ir de visita donde el poeta Lord Byron, en Suiza. Tras su llegada y mantener por largas horas conversaciones sobre variados temas, la pareja mostró un simultáneo interés por los experimentos hasta entonces  realizados por Galvani y con ello, de la posibilidad de crear una vida con ayuda de la electricidad.

Conjuntamente con todas las investigaciones realizadas por Galvani, los conocimientos que ya poseía Mary en el campo científico, más los trabajos del británico Andrew Crosse, que mostraban gran relación con la vida y la electricidad, fue que se creó la primera novela de terror, para en el futuro ser la autora un hilo argumental.

Pero todo no quedó allí, pues más autores echaron mano de la electricidad como por ejemplo los relatos escritos por Edgar Allan Poe, quien creó historias de terror, a partir del galvanismo y poder diseñar nueva vida en su obra. En la novela Conversación con una momia, a esta le es transmitida corriente directo a sus nervios que han sido expuestos y cubiertos con pilas voltaicas. Con ello logran despertar los órganos físicos de un cuerpo totalmente inerte, reactivando al mismo tiempo su vitalidad, pensamiento y conciencia. Indudablemente la electricidad ha sido un gran estímulo.