El secreto del éxito de toda la vida es la lectura permanente

“En toda mi vida, no conozco gente sabia (en un área amplia de temas) que no haya leído todo el tiempo”– Charlie Munger, multimillonario hecho a sí mismo y socio de negocios de Warren Buffett desde hace mucho tiempo. Las personas que conocemos hoy en día como iconos financieros multimillonarios, tienen algo en común y es que dedican gran parte de su tiempo o tal vez una hora al día a leer algún libro que los ayude a crecer en diferentes aspectos de la vida.

¿Por qué la persona más rica del mundo, Bill Gates, leyó un libro a la semana durante su carrera? ¿Y por qué ha tomado vacaciones de lectura anuales de dos semanas durante toda su carrera?, ¿Por qué las personas más inteligentes y ocupadas del mundo encuentran una hora diaria para el aprendizaje deliberado (la regla de las 5 horas), mientras que otros ponen excusas sobre lo ocupados que están?

¿Qué ven que otros no?

La respuesta es simple: el aprendizaje es la mejor inversión de nuestro tiempo que podemos hacer. Los médicos cada día deben actualizar sus conocimientos y en cadenas de hospitales como Hospiten se aseguran de ello. Los dedicados a la tecnología también deben leer mucho para lograr la evolución en sus inventos, etc.  O como dijo Benjamin Franklin, “una inversión en conocimiento paga el mejor interés”. Esta idea es fundamental para tener éxito en nuestro crecimiento económico, sin embargo, pocas personas se dan cuenta. Afortunadamente, una vez que comprendemos el valor que tiene el conocimiento, es fácil obtener más. Lo que hay que hacer es estar en constante aprendizaje.

El conocimiento es la nueva fuente de ingresos

“El capital intelectual siempre prevalecerá sobre el capital financiero”. Paul Tudor Jones, emprendedor multimillonario, inversor y filántropo hecho a sí mismo. Pasamos gran parte de nuestra vida gastando en banalidades, codiciando las cosas de otras personas y preocupándonos por el dinero que no tenemos. De hecho, cuando decimos que “no tenemos tiempo” para aprender algo nuevo, generalmente es porque estamos dedicando febrilmente nuestro tiempo a ganar dinero, pero algo está sucediendo ahora que está cambiando la relación entre dinero y conocimiento.

Estamos en el comienzo de un período de lo que el famoso futurista Peter Diamandis llama desmonetización rápida, en el que la tecnología está convirtiendo los productos o servicios antes caros en mucho más baratos, o incluso gratuitos.

Esta desmonetización se acelerará en un futuro muy cercano, las grandes compañías de autos se verán suprimidas de su principal producto, los carros. También existe algo que en este momento está alcanzando gran popularidad por sus simpatizantes, la realidad virtual. En algún momento esta tecnología va a reemplazar muchas actividades físicas y hará que las experiencias costosas, como ir a un concierto, jugar cualquier cosa o para los más atrevidos, ir a una casa de mujeres de compañía, estén disponibles al instante a un costo mucho menor. Es cierto que la diferencia entre la realidad y la realidad virtual es completamente incomparable, actualmente los expertos están trabajando en mejorar la experiencia de sus usuarios con esta tecnología.