¿Quieres ser uno de los escritores altamente efectivos?

Muchos tienen la idea de que para ser el mejor escritor, solo es necesario tomar un lápiz o la PC para plasmar una idea, sin embargo, en actualidad incluso se requiere de sillas gamer para alcanzar el máximo de objetivos y de efectividad en este tipo de oficios. Existen diversas características que pueden hacer de un escritor el mejor, por lo que a continuación mencionaremos algunas.

Deseo: este es el primer paso, desearlo. Si tenes bien en claro que lo que deseas es convertirte en escritor, alcanzar un grado importante de éxito y que además ello implique una significativa ganancia monetaria, y cumplimiento del trabajo, entonces debes quererlo lo suficiente como para aceptar todos los rechazos, para pagar el precio de la decepción y el desánimo mientras se va aprendiendo.

Perseverancia: siempre encontrarás al paso alguien que te diga que lo olvides, ya que no eres lo suficientemente bueno para llegar a ser escritor, o que ya existen demasiados escritores por lo que ello se encuentra fuera y que tus posibilidades. El consejo es no rendirse, ya que resulta muy fácil rendirse antes de los primeros diez años.

Contar con disciplina: si ya cuentas con el deseo de escribir, entonces debes renunciar a ciertas cosas para enfocarte en trabajar duro, y cada uno de los días. Que la producción de palabras se convierta en tu única disciplina, por lo que salirte de ella no es una opción. Cuando se cuenta con disciplina en la escritura, esta se convierte en la marca de un buen profesional, ya que con tu trabajo lograrás conseguir tu dinero. En consecuencia, si deseas ganar dinero, entonces te toca producir palabras.

Debes estudiar el oficio: Sabemos que no es sencillo ceñirse a las reglas, por lo que existen quienes hacen de su preferencia pasar el rato acompañados con otros escritores que no suelen escribir ni una cuota y fingir que todo va a ir fluyendo de manera natural. En nuestros días, quienes escriben tienen la posibilidad de autopublicarse, claro, sin ventas. Se debe aprender a mejorar lo que se ama, y de esta manera nunca se hará pesado.

Debes ponerte una piel de rinoceronte: Antes del 2008, no era tan sencillo ser escrito, una serie de intermediarios que en todo el camino se encargaban de obstaculizar el avance de un escritor, y si se lograba avanzar en medio de esas barreras, aún restaba el rechazo de los críticos y luego el rechazo de los lectores. De este modo, cada rechazo se comportaba como una flecha directo al corazón, de esta manera los escritores debían desarrollar una piel de rinoceronte.

Establecer ciertas metas: para ello no debemos olvidar que las verdaderas metas suelen ser aquellas que se pueden llevar a cabo a través de la acciones. No se tiene la capacidad de mover una varita mágica para que algo suceda, de modo que, lo que se recomienda es hacer cosas que puedan convertirte en un mejor escritor.